Gobierno revierte medida y anuncia devolución de dinero a los usuarios por medidores

La ministra de Energía informó que todos los cobros asociados a la nueva tecnología se restituirán a través de la cuenta. El plazo de las empresas es hasta julio. Los usuarios asumirán los costos del recambio voluntario.

(La Tercera-Pulso) Un nuevo capítulo en la polémica por el recambio de medidores inteligentes se inició ayer. Esto, luego que la ministra de Energía, Susana Jiménez, anunciara ajustes al decreto que establece los plazos y el mecanismo para renovar los más de 6,7 millones de equipos de medición que existen en el país.

En la instancia, que se llevó a cabo en La Moneda y en que la autoridad no quiso responder preguntas, se dieron a conocer tres medidas: la primera de ellas es la suspensión y devolución de los cobros que se habían hecho por medidores inteligentes, que se comenzaron a cobrar en octubre pasado a los hogares de Chile. Esto, dado que hace dos semanas se decidió que el recambio sería voluntario.

Según expertos del sector, el monto total que deben devolver las distribuidoras sería cercano a los US$16 millones y las empresas tienen plazo hasta julio para concretarlo.

¿Cómo se gestionará eso?

Los dineros serán devueltos a través de la cuenta de la cuenta de luz, es decir, en forma de descuento para los usuarios y será proporcional a lo que ha tenido que pagar por el ítem medidor.

Para que esto ocurra, la autoridad debe modificar la norma vigente de 2017 para lo cual se dio un plazo de seis meses. La Comisión Nacional de Energía (CNE) anunciará el detalle en mayo y desde Energía explicaron que esto es un proceso administrativo.

También reafirmó que el recambio del medidor por uno inteligente será voluntario, aspecto que inicialmente no había quedado claro, para lo cual el usuario que desee renovar su equipo deberá dar aviso “expreso e informado”. Además, la ministra agregó que los usuarios asumirán los costos y recibirán los beneficios asociados al tipo de medidor que cada uno decida tener. El pago de $10 mil de la empresa por el medidor actual quedará a criterio de la compañía. Así, “serán las empresas quienes tendrán la tarea de convencer a los clientes sobre los beneficios del cambio de medidores, y serán los usuarios quienes voluntariamente podrán optar por el cambio”, dijo la autoridad.

¿Hubo acuerdo?

Una intensa jornada en el sector de distribución se vivió ayer, donde Enel fue el que más visibilidad tuvo. Luego de la junta de accionistas de la italiana durante la mañana, el presidente de Enel Chile, Herman Chadwick y su gerente general, Paolo Pallotti, se dirigieron a las dependencias del Ministerio de Energía para reunirse con la titular de la cartera. En una reunión de más de dos horas, los hombres fuertes de Enel se retiraron con seriedad y sin dar declaraciones.

Consultado Enel, la empresa aseguró que acatarán lo que el gobierno les imponga. La italiana es la que más medidores inteligentes tiene instalados -unos 300 mil- y lidera mundialmente la implementación de la tecnología, siendo un importante impulsor de su desarrollo en Chile desde 2011, cuando partió con un plan piloto en 100 viviendas.

CGE -la empresa que más clientes tiene- apoyó la medida del gobierno. “Valoramos la iniciativa de suspender y devolver el cobro ya realizado por este concepto”. Agregaron que “hemos planteado la importancia de que la instalación de estos medidores se realice con el convencimiento generalizado de sus ventajas por parte de la ciudadanía”.

Saesa también se manifestó a favor de la medida.

Fuente: Revistaei.cl