Ministra de Energía y revisión de rentabilidad: “Es lo que se ha visto en todos los mercados regulados”

(La Tercera-Pulso) En medio de la polémica por medidores inteligentes, la ministra de Energía, Susana Jiménez, dio detalles de la reforma a la ley de distribución que ingresará en noviembre al Congreso. En ella se revisará la rentabilidad de las distribuidoras, que hoy es de 10% y que incide directamente en el cliente final. Uno de los ejes será revisar dicha ganancia, donde expertos ya han señalado que esta disminuiría como lo fue en el caso de la transmisión y gas natural. La ministra de la cartera también enfatizó en que se debe separar la operación de comercialización, ya que eso puede abrir la puerta para que entren nuevos actores.

¿Cuáles serán los ejes de la reforma de distribución?

-En la ley de distribución nosotros estamos recogiendo mucho de los temas que se han relevado ahora a raíz de toda esta polémica de los medidores. La propuesta nuestra es hacer una reforma integral que requiere de bastante tiempo para trabajarla bien. Ya anunciamos que habría un revisión de lo que son las rentabilidades, una revisión de la solución de discrepancia que existen, ya que hoy hay un sistema bastante particular en que se ponderan los estudios del regulador y del regulado, y eso lleva a que los estudios tiendan a diverger en vez de converger. Hemos planteado que hay que cambiarlo hacia un sistema que promueva la convergencia y las discrepancias se resuelvan a través de, por ejemplo, el Panel de Expertos. También vamos a introducir mucha más competencia.

¿Cuál es la diferencia entre introducir competencia con comercialización?

-Una cosa es separar lo que es operación de comercialización, y eso te puede abrir la puerta para que, junto con que haya más comercializadores, haya también otros servicios que se puedan ofrecer utilizando la red de distribución. Por ejemplo, en una empresa que pueda entregar servicios de eficiencia energética, ofrezca esas medidas. Ahí engancharlo con el tema de los medidores, porque el anexo técnico lo que busca es que los medidores sean interoperables, pensando en que cuando hayan más actores que puedan prestar servicios, puedan hacerlo por una red de medidores que sea independiente de quien lo puso. Junto con eso, va el resguardo de la información personal, donde nosotros queremos elevar a rango legal e ir ampliado los espacios de participación en los procesos tarifarios, que tienen que ser cada vez más transparentes y participativos.

En rentabilidad hay expertos que han planteado que el 10% es alto, ¿habría espacio para reducirla?

-Efectivamente parte de la revisión de la rentabilidad es para ver si es acorde tanto a las condiciones del país como a los riesgos asociados a este segmento. Lo que uno ha visto en otros sectores regulados, es que se ha revisado esas rentabilidades a la baja.

¿Seguirá la línea de transmisión y gas natural donde ya pasó?

-Es lo que se ha visto en todos los mercados regulados, y es coherente con una actualización de la regulación vigente que ha sido muy buena para el desarrollo de sector energético del país para dar más cobertura, pero obviamente uno lo tiene que ir actualizando, así como vamos actualizando las exigencias de calidad, de cobertura y servicio al cliente.

¿El esquema de empresa modelo no está en discusión?

-No, a priori diría que el modelo de empresa eficiente ha funcionado bien, porque lo que permite es tarificar al mínimo costo posible dado que se simula una empresa eficiente. En el otro extremo hay opciones intermedias y tarificaciones que parten de la empresa real, pero eso tiene otros problemas, como que finalmente uno puede arrastrar decisiones de inversiones en el tiempo que terminan pagando los consumidores y que a lo mejor no fueron las óptimas en su momento.